La literatura renacentista

La literatura prerrenacentista

La literatura prerrenacentista refleja la transición entre la Edad Media y el Renacimiento:

  • Se pierde la anonimia, frecuente en la literatura medieval: los autores se sienten orgullosos de su obra y firman sus escritos.

  • La literatura se aleja paulatinamente del didactismo religioso de la Edad Media.

  • Surge la figura del escritor cortesano: el noble se dedica a las armas y a las letras.

Estos rasgos generales se concretan en los distintos géneros que se cultivan en el siglo XV:

  • Se desarrolla una corriente de poesía culta representada por nobles cortesanos. Junto a ella, hay una corriente de poesía popular, de la que son muestra los romances.

  • En cuanto al teatro, al final del siglo se publica La Celestina, de Fernando de Rojas, una de las obras más importantes de la literatura española.

  • Se inicia en esta época el género de la novela de caballerías, que gozará de especial prestigio en el siglo XVI. Estas obras narran las fantásticas aventuras de un caballero que lucha contra poderosos enemigos. En el siglo XVse componen dos libros fundamentales: el Amadís de Gaula, de Garci Rodríguez de Montalvo, escrito en castellano, y el Tirant lo Blanc, del valenciano Joanot Martorell, escrito en catalán. De éste último, de gran influencia sobre el Quijote, puede percibirse el respeto que Cervantes sentía sobre la obra que llevó el título de Tirante el Blanco a un diálogo entre el cura y el barbero al tiempo que arrojaban a la hoguera los libros de Don Alonso:

    —¡Válame Dios! —dijo el cura, dando una gran voz—. ¡Que aquí esté Tirante el Blanco! Dádmele acá, compadre; que hago cuenta que he hallado en él un tesoro de contento y una mina de pasatiempos. Aquí está don Quirieleisón de Montalbán, valeroso caballero, y su hermano Tomás de Montalbán, y el caballero Fonseca, con la batalla que el valiente de Tirante hizo con el alano, y las agudezas de la doncella Placerdemivida, con los amores y embustes de la viuda Reposada, y la señora Emperatriz, enamorada de Hipólito, su escudero. Dígoos verdad, señor compadre, que, por su estilo, es éste el mejor libro del mundo: aquí comen los caballeros, y duermen, y mueren en sus camas, y hacen testamento antes de su muerte, con estas cosas de que todos los demás libros de este género carecen. Con todo eso, os digo que merecía el que le compuso, pues no hizo tantas necedades de industria, que le echaran a galeras por todos los días de su vida. Llevadle a casa y leedle, y veréis que es verdad cuanto dél os he dicho.

La literatura renacentista en España

Es un periodo que abarcó desde el siglo XIV hasta finales del XVI, en el que conviven corrientes muy diversas y aun contradictorias:

  • El movimiento nace en las ciudades-estado italianas, que quisieron reconstruir el esplendor grecolatino. De ahí el nombre de Renacimiento (‘volver a nacer’) para el cual fueron fundamentales los humanistas, verdaderos conocedores de la Antigüedad.

  • El ideal del perfecto renacentista se describe en un célebre libro, El Cortesano (1528), de Baltasar de Castiglione. La regla de oro que preside la obra es la naturalidad.

  • El Renacimiento es tardío, pero arraigó con fuerza desde Nebrija (1442-1522). Fueron muchos los humanistas españoles de fama universal en su tiempo, procedentes de todas las ramas del sabe, como el helenista Hernán Núnez, Luis Vives, Antonio Agustín, el médico Andrés Laguna, el botánico Nicolás Monardes, el jurista Francisco de Vitoria, etcétera.

Desde el punto de vista sociocultural, debemos de acotar el Renacimiento en una serie de puntos esenciales:

El Renacimiento nació en las ciudades del norte de Italia en el siglo XIV, y desde allí se difundió por Europa. A España llegó en el siglo XVI, coincidiendo con los reinados de Carlos I (1516-1556) y Felipe II (1556-1598), un período de esplendor en el que se creó y desarrolló el Imperio español.

El Renacimiento es fruto de la difusión de las ideas del HUMANISMO, que determinaron una nueva concepción del hombre y del mundo.

El hombre es el centro del universo (antropocentrismo), capaz de dominar el mundo y crear su propio destino.

Se produce una crisis religiosa que desembocó en la división de la cristiandad en protestantes y católicos –Reforma y Contrarreforma- constituyó un fenómeno de búsqueda de espiritualidad.

Las ideas humanistas prendieron entre la nobleza y la burguesía cultas. Su difusión, impulsada desde las universidades, se vio potenciada por el auge de la imprenta. Se creó, así, una cultura elitista y urbana, que otorgaba gran importancia a la formación artística e intelectual.

Artistas y mecenas: El artista del Renacimiento es una persona culta, conocedora del mundo antiguo. Muchos trabajan para grandes señores, que reafirman su prestigio a través del arte. Surgen así los mecenas, protectores de las artes y las letras.

Imitación de la Antigüedad: la admiración de los humanistas por las culturas griega y latina determinó que los artistas del Renacimiento siguieran en sus obras el principio imitación de las obras clásicas, que se convirtieron en el modelo para la creación

El ideal del cortesano: El noble renacentista vive en la corte, donde desempeña cargos políticos para los que necesita una educación humanística. Sin abandonar sus actividades bélicas, el cortesano renacentista dedica también su tiempo a la literatura, la pintura, la música, las fiestas, el amor…

Un nuevo ideal de belleza que describe el mundo no como es, sino como debería ser: la naturaleza, la mujer, el amor.

Esquema general de la Literatura Renacentista imprimible.

httpv://www.youtube.com/watch?v=yIQuznMwDFs  httpv://www.youtube.com/watch?v=pmmnmjJ6BNQ


Un pensamiento en “La literatura renacentista

  1. YHOVANA TUCTO AMRIANO

    muy bueno sobre el renacimiento sobre todas sus sedes. la escritura se deja entender,y bien especificado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Obligatorio

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>