Las Vanguardias

LOS MOVIMIENTOS DE VANGUARDIA

a) Las vanguardias son una serie de movimientos artísticos (futurismo, cubismo, expresionismo, dadaísmo, surrealismo, etc.) que se producen en Europa e Hispanoamérica desde comienzos del siglo XX y que alcanzaron su esplendor a partir de la Primera Guerra Mundial (1914).
b) Propósito de las vanguardias: Renovar radicalmente el arte (pintura, escultura, música, arquitectura, literatura, etc.) rompiendo con la estética anterior, sobre todo con la REALISTA.
c) ¿Qué buscan los vanguardistas?
– Una continua experimentación de formas, contenidos, enfoques y técnicas.
– Liberar al arte de todas las convenciones y principios tradicionales.
– La provocación, en muchos casos, contra las normas sociales establecidas.
d) Las vanguardias en ESPAÑA:
– El iniciador de las vanguardias en España es RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA, quien en 1909 dio a conocer el futurismo en la revista Prometeo.
– A partir de 1918, comenzaron otros movimientos vanguardistas: el creacionismo y el ultraísmo.
– El vanguardismo alcanzará su mayor auge en España con la Generación del 27.

RAMÓN GÓMEZ DE LA SERNA

Fue el gran precursor de las vanguardias en España.
Escribió novelas, teatro y ensayos; pero fue realmente famoso por sus GREGUERÍAS: se trata de composiciones de una sola frase en las que se combinan la metáfora, el humor y la agudeza conceptual. Son juegos del lenguaje ingeniosísimos (descripciones insólitas, pensamientos inesperados).
Ramón definió la greguería por medio de la siguiente fórmula: METÁFORA + HUMOR = GREGUERÍA

EL CREACIONISMO Y EL ULTRAÍSMO

Son las dos vanguardias de origen hispánico.
Creacionismo: Iniciado por el chileno Vicente Huidobro, pretende crear poemas como objetos nuevos e independientes de la realidad que nos rodea. El poeta, al crear algo distinto a la realidad conocida, es considerado “un pequeño dios”. El poeta rompe entonces con la tradición realista. Esta vanguardia influyó sobre todo en el poeta español de la Generación del 27 llamado Gerardo Diego.
Ultraísmo: Integra varias vanguardias españolas de principios de siglo XX. Sus principios básicos son:
– Primacía de la metáfora.
– El arte como juego.
– Supresión de los signos de puntuación y de la rima.
– Formas especiales: poemas visuales.
– Rechazo del sentimentalismo.
Estas dos vanguardias prepararon el camino a la Generación del 27.

EL SURREALISMO

Nace en Francia con André Bretón, quien publica en 1924 el Manifiesto del Surrealismo. Se basó en los estudios de Freud sobre el subconsciente y propuso que el arte debía explorar en los estados inconscientes o subconscientes del hombre, normalmente en los sueños, para descubrir su total personalidad. Esto genera una mayor libertad en el arte.
La obra surrealista puede obedecer entonces a un intento deliberado de transmitir un estado caótico (nuestro poetas se adhieren a este intento a veces).
Estilo del surrealismo:
– Supresión de nexos lógicos.
– Metáforas inauditas e imágenes aparentemente sin sentido.
– Confusión entre el plano objetivo de la realidad y el subjetivo del poeta.

OTROS VANGUARDISMOS

Al lado de los vanguardismos mencionados, hay otros con menor repercusión en la literatura española, especialmente el futurismo y el dadaísmo.
Futurismo: Fundado por Marinetti en 1909, exalta los avances tecnológicos del momento. Se caracteriza por:
– Búsqueda de la belleza en el riesgo, la velocidad y la acción.
– Veneración por la tecnología frente al “arte de museo”.
– Ruptura de las normas tipográficas.
Dadaísmo: Iniciado por Tristán Tzara en 1915 surge como respuesta a la brutalidad de la I Guerra Mundial. Pretende combatir lo racional mediante lo absurdo y lo ilógico, mediante la producción de textos incoherentes producidos al azar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Obligatorio