¿Consideras poesía (Literatura) la nueva corriente literaria en las RRSS?

No soy partidario de las celebraciones del “Día mundial de…” o “Jornada para el recuerdo / la conmemoración de…” porque es restringir la temática de ese acontecimiento a un día señalado. Salvando las distancias, sería equiparable al espíritu navideño, que en muchos casos desaparece cuando el envoltorio del regalo de turno se separa para siempre de su objeto.

El déficit con la poesía que tiene la actual sociedad merece no sólo un día, sino un tiempo de cada día. Afortunadamente las redes sociales están haciendo resurgir nuevos formatos de poesía, la poética multimodal o literacidad lírica (Bordons de Porrata-Doria, 2016; Rowsell, Walsh & Castañeda, 2015)). Todavía queda trabajo por hacer, y no por publicar más o mejor, sino por hacer entender que la poesía va más allá del formato cerrado del papel que se recopila en poemarios cuya lectura es efímera. La poesía ha dado el salto a las RRSS y eso es ineludible reflexionar sobre cómo formar a los lectores de la poesía contemporánea. Sólo hace falta darse una vuelta por una red multimodal, como es Pinterest, para ver a través de sus miles de tableros dedicados a la poesía, cómo el impacto visual está transformando la percepción semántica de la poesía.


Es cierto que eta nueva poesía, en formato que no en esencia, es incómoda al sector más conservador de la lírica nacional. El coto cerrado que suponía la lectura de versos, reservados a un publico -por qué no, elitista, intelectualmente hablando- se ha abierto a través de autores como Luis García Montero, Benjamín PradoMarwan, Luis Ramiro, Diego Ojeda, Tyler Knott, Arkano, Nach… que se unen a los perfiles en Twitter de autores y autoras de poesía, muchos en el silencio del anonimato que vierten en Twitter su poesía en 140 caracteres. La Dra. Laura Borràs (UB e Institució de les Lletres Catalanes) acaba de publicar La literatura en un tuit (editorial Símbol), como símbolo de la transformación de formatos y percepciones literarias de la literatura. No se trata de volcar toda la literatura a Twitter, sino que las RRSS son el medio contemporáneo que más potencial puede ofrecer a los docentes (y no docentes) para la difusión y lectura de la literatura.


También encontramos grupos anónimos, como Acción poética, o instituciones como quienes han hecho más en los últimos años por la difusión de la poesía urbana (no confundir con grafittis) que muchas publicaciones e investigaciones. Si favorecemos una inserción natural de la poesía en la sociedad contemporánea no sólo estaremos fomentando la reconquista de un terreno, el lírico, que nunca debió de perderse, sino que estaremos fomentando una coeducación más allá de las aulas.

El cantautor uruguayo Jorge Drexler ya señalaba en 2014 que “los mejores poetas están en Twitter“, cuando esta red no se había adueñado de los medios de comunicación de forma masiva. Hoy ya nadie duda que la prosa vive una mayor difusión en las redes, donde han encontrado, además de un medio de difusión y publicidad, un lugar de encuentro con sus autores. Otros neopoetas utilizan Twitter como plataforma donde darse a conocer. ¿Qué sería del exitoso Blue Jeans sin su apuesta por Twitter? No es el único, puesto que Gemma Pasqual, una de las escritoras con mayor calado de la literatura catalana juvenil –gracias a Xènia-, no sólo emplea este medio, sino que ha provocado el incremento de lecturas en catalán en contextos sociolingüísticos adversos. En el mundo anglosajón, los autores de best sellers tienen gran acogida y actividad twittliteraria en la red, como en el ámbito nacional lo hacen Pérez-Reverte, Laura Gallego, Matilde Asensi, Isabel Allende, Rosa Montero, Almudena Grandes, Elvira Lindo, Albert Espinosa, ¿negamos la evidencia?


Recomiendo la lectura de Lehman (2016), Gregori (2014) y Taylor (2017), quienes dan muestra de cómo la poesía analógica está adaptándose ante los nuevos formatos para reproducirse, consolidarte y, lo más importante, no perecer en un mundo abocado a la comunicación transversal y global. Podemos interpretarlo como un rejuvenecimiento de la poesía a través de la red, pero lo que no podemos dejar de hacer es buscar los mecanismos para que las carencias lectoras y literarias de la sociedad sólo sean deficiencias sin una propuesta de resolución.

 

Artículos citados:

Lehman, D. (2016): Poetas análogos, tiempos digitales, en Revista de Estudios Literarios, 1, págs. 127-135. En pdf.

Taylor, Claire (2017): Entre “Born Digital” y herencia literaria: el diálogo entre formatos literarios y tecnología digital en la poética electrónica hispanoamericana, en Tropelias: Revista de teoría de la literatura y literatura comparada, 27, págs. 79-90.

Bordons de Porrata-Doria, G. (2016): Poesía contemporanea en el aula: experimentalidad, multimodalidad e interdisciplinariedad como formas de reflexión, creación y emoción, en Edetania: estudios y propuestas socio-educativas, 49, págs. 45-60. En pdf.

Rowsell, J., Walsh, M. & Castañeda, H. A. (2015): Repensar la lectoescritura para nuevos tiempos: multimodalidad, multiliteracidades y nuevas alfabetizaciones, en Enunciación, 1, págs. 141-150. En pdf.

Gregori, C. (2014): Digital Storytelling and Multimodal Literacy in Education, en Porta Linguarum: revista internacional de didáctica de las lenguas extranjeras, 22, págs. 237-250. En pdf.

Recursos para el CD y el CI

Para practicar la sintaxis, nuestros alumnos disponen de recursos en línea dentro de la sección de nuestro blog. Asimismo, además de presentaciones y ejercicios, hemos visto cómo el trabajo a través del visualthinking nos permite distinguir características y solventar dudas cuando practican al análisis sintáctico.

El primero de ellos, sobre el Complemento Directo (CD), es el que encontramos a continuación:

A continuación, hemos visto el Complemento Indirecto (CI) y, junto a él, las dudas que suscitan de prácticas muy extendidas pero que suscitan errores comunes como el laísmo y el leísmo:

 

Sinonimo.de, útil recurso para el aula de Lengua

Acabo de descubrir una fantástica herramienta que ya he testado y empleado en clase con muy buenos resultados. Se trata de Sinónimo.de, un buscador léxico-semántico para contribuir a combatir uno de los caballos de batalla en las aulas: la carencia de repertorio léxico entre nuestros alumnos.

Una de las principales ventajas que ofrece este recurso es que estructura la búsqueda de un término a partir de una búsqueda concreta es la presentación de los campos léxicos y semánticos del término buscado. En primer lugar, encontramos una agrupación por categorías semánticas. A continuación, aparecen todas y cada una de las definiciones que ofrece el término. A su derecha, se sugieren otros términos de la misma familia léxica así como locuciones y frases hechas que están relacionadas con nuestra búsqueda.

Además, si nos interesa compartir con nuestras RRSS la búsqueda realizada, podemos hacerlo a través de los botones de Facebook y Twitter, creando así un flujo informativo de alto interés para el alumnado, si es el caso. Una herramienta que esperemos que siga su crecimiento y mejora porque está llamada a ser de enorme utilidad a usuarios y amantes de la corrección y riqueza léxica.

¿Está la acentuación vista para sentencia (de muerte)? (Primera parte)

Con demasiada frecuencia asistimos a ejemplos a no seguir en el uso de la gramática y la ortografía en los medios de comunicación que, paradójicamente, han de marcar el nivel estándar de la lengua. Más allá de los constantes debates sobre el perjuicio o beneficio que causan los dispositivos móviles a la corrección del lenguaje está el modo en el que los usuarios emplean la lengua en sus conversaciones esporádicas. En ellas, no se suele regir una corrección automática, puesto que impera la velocidad a la revisión estilística y ortográfica. El problema viene dado cuando estos errores gramaticales se suceden en los medios de comunicación que siempre se han caracterizado por un comedido uso de la lengua.

Es grave presenciar cómo los topónimos se escriben con escandalosas faltas de ortografía, como en la imagen, en la que se muestra el topónimo Valladolid escrito con “y”, ¿nadie revisó ese texto?. En el vídeo posterior, ¿estarán en pie de guerra los segovianos (con v) por la falta clamorosa con su gentilicio mal redactado?

Fuente: Cadena SER

La confusión de preposiciones con formas verbales compuestas, algo que se reclama al alumnado escolarizado, también sucede en informativos de ámbito nacional:

Fuente: Cadena SER

En otras ocasiones, es el lenguaje publicitario el que alimenta este debate. Ante la libertad de creatividad, bien por la utilización de recursos literarios y lingüísticos, bien por la búsqueda de un impacto en la sociedad, parece no haber un control ortográfico en la producción de lemas y leyendas que busquen la atención del público. Lamentablemente, no llaman la atención a la corrección ortográfica:

Fuente: El País

En otro post analizaremos el uso del lenguaje en Twitter a cargo de los políticos, quienes son (o tendrían que ser) ejemplo porque son referencias informativas en las redes sociales. En la mayoría de los casos, los usuarios borran o vuelven a publicar tras su eliminación estos mensajes:

Confusión de la preposición “a” con el pretérito perfecto compuesto de indicativo (verbo auxiliar haber)

 

La confusión de “A ver – Haber” así como la eliminación de los signos de exclamación iniciales.

 

Si la Real Academia vigila el buen uso del castellano, podemos pensar que esta revisión es pasiva, puesto que no existe (ni se contempla) una política lingüística que vigile por el uso correcto de la lengua en los medios de comunicación. ¿Qué ocurriría si existiera una penalización por errores ortográficos en los medios de comunicación? Seguramente, se le daría al buen uso de la lengua la importancia que, a día de hoy, se está perdiendo.

Las competencias comunicativas desde el uso de la tecnología

Después de un intervalo mayor del que hubiésemos querido, vuelvo a poner a disposición de toda la comunidad educativa el blog. Han sido meses para recuperar el dominio después de un redireccionamiento no consentido que hoy, por fin, ha vuelto al lugar de donde no debía haberse ido. Agradecer las numerosas consultas que, a través de correo electrónico y, principalmente RRSS, han hecho llegar para volver a disponer de cuantos materiales se hallan en el blog.

Me gustaría compartir aquí alguna de las propuestas que hemos compartido con docentes y formadores en los últimos meses sobre el fomento de las competencias comunicativas mediadas por tecnología educativa en distintos ámbitos.

A finales de noviembre tuve la oportunidad de compartir en la Università di Roma – La Sapienza la experiencia de uso de la Pechakucha ante más de un centenar de docentes de ELE del país transalpino. En la ponencia DidácTICas activas para la adquisición léxico-semántica del español, vimos cómo el enfoque competencial -en especial el que hace alusión a la oralidad- obtiene resultados muy satisfactorios para docentes y alumnos cuando la tecnología media como facilitadora instrumental y metodológica.

Fruto de esta propuesta formativa, tuve la enorme suerte de poder compartir espacio de trabajo, colaboración e investigación con el Dr. José Rovira-Collado, del Departamento de Didáctica de la Lengua de la Universidad de Alicante, con quien expuse una profundización inicial de este proceso en una comunicación titulada “Aspectos de la Literacidad digital en el PLE lector” en el marco del XIX Congreso Internacional EDUTEC que tuvo lugar en la Universidad de Alicante. Los procesos de literacidad digital están presentes gracias a la revisión y actualización metodológicas que están surgiendo a partir de los nuevos formatos discursivos a través de los cuales nuestros alumnos no sólo usan la tecnología, sino que están abriendo la puerta a una múltiple narrativa trasmedia:

Esta multimodalidad discursiva, también llamada narrativa trasmedia, fue la base de las dos comunicaciones presentadas en el XVII Congreso Internacional de la Sociedad Española de Didáctica de la Lengua y la Literatura. LECTURA Y EDUCACIÓN LITERARIA que tuvo lugar en la Universidad de Extremadura. En la primera de ellas, titulada Oralidad y TIC en el desarrollo de la comprensión lectora y el trabajo por competencias se mostró la perspectiva de la oralidad y el uso de la tecnología educativa a través de la TIC como ya pudieron comprobar los docentes italianos en la ponencia anteriomente citada. En la segunda de las comunicaciones, titulada Literacidad multimodal en los procesos metaliterarios del ABP,  se analizaron las distintas posibilidades narrativas que ofrecen la literacidad digital para la representación de las narrativas trasmedia. La base de esta idea es que no sólo se trata de utilizar la tecnología como fin, sino que es su uso el que permite una significación polimórfica de cuantas representaciones permite la interpretación textual por medio de los distintos prismas que facilita el uso de las TIC.

Desde el punto de vista del enfoque de la Didáctica de la Lengua y la Literatura hemos de cambiar y ampliar el horizonte en cuanto a las múltiples y variables posibilidades de representación que ofrecen los nuevos mecanismos didácticos, con y sin TIC. Una cita del maestro Benedetti nos podría recordar la necesidad de cambio didáctico a fin de dotar a la DLL de la actualización a la que está abocada de forma inexorable:

“Cuando teníamos todas las respuestas, nos cambiaron todas las preguntas” (Mario Benedetti)