Metonimias e Hipérboles del día a día

El lenguaje cotidiano está repleto de usos metonímicos e hiperbólicos para esconder mensajes o hacerlos más divertidos a ojos de emisor y receptor. Seguro que no hemos pensado las veces en las que empleamos metonimias del tipo “me he comido un plato de lentejas” “tal jugador se ha roto la pierna”. Es de suponer que todos conocemos que nadie se come el plato, sino las deliciosas lentejas, o que es más aparatoso romperse la pierna cuando lo que se rompe es el hueso…

Asimismo, el castellano es una lengua que tiende a emplear la exageración como mecanismo para destacar elementos del mensaje sobre los que se quiere llamar la atención. En muchas ocasiones el tono jocoso o jovial hace que no nos fijemos en el hecho en sí, sino en la gracia, pero hemos de tener siempre en cuenta el porqué y para qué hacemos el uso de estas figuras.

A modo de ejemplo, en las aulas de 2º ESO estamos comenzando a trabajar estos aspectos y para ello hemos planteado el uso del componente visual tanto de la metonimia como de la hipérbole tal y como hicimos con la metáfora.

Recursos literarios metonimia e hipérbole from apuntesdelengua.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Obligatorio